ALGUNOS POEMAS





.

TU REMEDIO



No habrá dolor humano ni inhumano;
dolor dolido y duro y agonías;
dolor contigo nunca mientras rías;
teniendo tu remedio tan cercano.

Jamás podrá un agravio ser secano
mojado de diluvios de alegrías.
Será además remanso de aguas frías.
Calientes porque harán sentirme sano.

Tus manos que me abarcan con sus dones
ungiendo del ungüento que presentas
enjugan el pesar de mis rincones.

Adoro los cuidados y atenciones
que alojas en mi ser al que contentas.
Liberas a mi mente de aflicciones.



Juanjo Almeda
-