ALGUNOS POEMAS





.

LLORAR SIN LLANTO



Lloran el viento y las mañanas
cuando huelen a lluvia.
El aire va mojado por las calles.

Palmeras de hojas mustias
miran sumisas y marchitas
pasar la inquietud de los hombres.
Cuánto ha diluviado en sus hojas
cautivas de su especie.

Bisagras plañidoras
se resignan al borde de las puertas
del purgatorio
abiertas hacia un mundo de lamentos.

La lluvia en demasía
riega inundados jardines de un sitio
en la tristeza.
Brotando un lago inmenso gris oscuro.

Por suerte o por desgracia
sabemos con sus gotas que
siempre se aprende algo del llanto.

No quiero más sollozos ni lecciones.
Solamente llorar,
como el aire que huele a lluvia.



                                                            Juanjo Almeda



No hay comentarios:

Publicar un comentario